viernes, 25 de mayo de 2018

Reglas Vikingas: 5 Cultivar nuestra carrera profesional

Una carrera profesional conlleva mucho esfuerzo y exige constancia. No se trata de un esprint, sino más bien de una maratón, o mejor dicho de ir trabajando en nuestra carrera todos los días como el que cultiva diariamente un jardín. 

Como resumen de las reglas vikingas, se podría decir que "Conocer tus preferencias" (regla 1) es saber qué árboles quieres sembrar, y "Tener un buen mapa del mundo laboral" (regla 2), es conocer el entorno de clima y tierra en el que vas a sembrar, ya que los árboles crecerán más si las condiciones son las adecuadas. Si tu plan no es realista, empezarás a sentir estrés y frustración, que son síntomas que te deben hacer revisar tus objetivos o el mapa del mundo laboral que tienes en la cabeza. Nuestra actitud tiene que ser armónica o estar en sincronía con nuestro entorno para que nuestra carrera fluya adecuadamente.

Para orientarse correctamente en los inicios de la carrera y poder trazar un buen plan, es importante buscar consejo. En nuestra vida nos encontramos con personas con mayor experiencia o conocimiento que nos ayudan. Es normal tener un mentor natural, frecuentemente una persona cercana que haya sido inspiración para elegir tu carrera profesional; puede ser un familiar o amigo cercano. Si no tienes un mentor natural, trata de buscar personas de confianza con experiencia que te puedan aconsejar y te ayuden a entender el mapa laboral al que te enfrentas. Nunca aceptes un argumento de autoridad ("Magister dixit"), pero escucha con atención y reflexiona para posteriormente sacar tus propias conclusiones.

Continuando con nuestro resumen, cada siembra debe acompañarse de cuidados diarios para que crezca, y en nuestro caso de "Formación continua" (regla 3). Refuerza constantemente tus competencias de colaboración en equipo para mantener una actitud colaborativa, positiva y buscar soluciones ganadores para todos en la medida de lo posible  (“soluciones win-win”). El trabajo en equipo es clave en el mundo laboral actual.

Además, recuerda que el crecimiento lleva tiempo, y por eso tendremos que ser pacientes y cumplir cada uno de los "Ciclos profesionales" (regla 4) que nos marquemos para ir creciendo con bases sólidas. Nuestro perfil profesional se forja con las decisiones que tomamos.

Cada jardín es único y depende del trabajo de cada uno, así como de otras circunstancias que no están bajo nuestro control. Debemos dirigir nuestra atención hacia las cosas que podemos controlar. Como escribía Voltaire al final de su famoso libro Cándido: lo mejor que podemos hacer es  "cultivar nuestro jardín" ("Il faut cultiver notre jardin").

  
Desde aquí te deseo toda la suerte del mundo, y espero que disfrutes del viaje.